“El uso de la hookah supone mayor riesgo de infartos y derrames”

Cigarrillos electrónicos o ‘vapers’ en la adolescencia
April 2, 2019
Nace una bebé en ambulancia del programa Asistencia Vial de Obras Públicas
April 3, 2019

La hookah es uno de los temas más debatidos en lo que va del año. Su prohibición enfrenta a consumidores, comerciantes y autoridades. Sin embargo, hay un trasfondo de interés meramente comercial. Mientras se resuelve la intríngulis entre los interesados, este medio conversó con el neumólogo Ramón Toribio, de la Unidad Especializada en el Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Pulmonares (Neumolab), quien aclara lo perjudicial que puede ser esta “bacanería” en el organismo.

—¿Qué es más dañino, la hookah o el cigarrillo?

Debido a que el tabaco utilizado para la hookah viene en una presentación con aromas y sabores agradables, se ha generalizado la creencia de que es menos dañino que el cigarrillo común. Esto es totalmente falso dado que con el uso de la hookah nuestro organismo se expone en poco tiempo y de forma masiva a los mismos componentes tóxicos del cigarrillo.

—¿Pero qué contiene la hookah?

Más del 90% de los usuarios de hookah a nivel mundial, utilizan una mezcla llamada melaza que contiene tabaco, frutos secos y humectantes. Es comercializada en una gran variedad de sabores de frutas, menta, chocolate, caramelos, especias, alcohol, entre otros. Pero la hookah permite a sus usuarios añadir a la mezcla cualquier otro componente que deseen fumar, lo que hace más peligroso su uso.

Las características del dispositivo, la temperatura y tiempo de combustión del tabaco en la hookah, entre otros factores, son los responsables de la masiva exposición a tóxicos a la que una persona se somete con una sesión de hookah, si lo comparamos con fumar un solo cigarrillo común.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *