5 ideas para ser la madre que tu hijo necesita

Una bebé de 245 gramos, la más pequeña del mundo, sale del hospital en California
May 31, 2019
Hipoacusia: ¿Por qué cada vez es más frecuente en jóvenes?
June 3, 2019

Nuestros hijos nos ven como el centro de su universo y casi todo en esa primera etapa de vida gira en torno a mamá. Cuando nos damos cuenta de que un ser humano depende tanto de nosotras, nos hace sentir, en ocasiones, la presión de ser perfectas, de no equivocarnos, de tener las respuestas para todo. Y tus hijos no necesitan a una madre perfecta; necesitan una madre feliz, plena, confiada, que se sepa humana y que aprenda cada día de sus aciertos y especialmente de esos errores que terminan siendo nuestros mejores maestros, si así decidimos verlos.

Si quieres ser la madre que tu hijo necesita, te comparto estas cinco ideas:

No te compares con otras madres:

Cuando te comparas, entregas tu mayor poder: ser tú misma. En estos tiempos se lucha contra ese monstruo de la comparación. Necesitas entender que cada madre tiene su historia, sus alegrías y sus lágrimas también… No quieras ser como ninguna otra, tu hijo te necesita a ti, solo a ti.

Entiende que eres sufi ciente para tu hijo:

Si sabes que estás haciendo lo mejor que puedes con lo que tienes en el momento, entonces tranquila que tu hijo eso es lo que está viendo. Y te pondré un ejemplo: no son ni el precio, ni la cantidad de juguetes que le compres, es el tiempo que le dedicas a jugar con él.

Conoce a tu hijo:

no basta con dormir bajo un mismo techo, se trata de generar un vínculo de amor y respeto. Observa a tu hijo en silencio mientras juega, luego inclúyete y déjalo que sea tu guía, escucha no solo con los oídos, escucha sus gestos, su mirada; haz preguntas abiertas que te permitan conocer que hay en su interior y no te escandalices cuando piensa diferente a ti, sigue preguntando y aprovecha para contarle tus historias de cuando eras niña, ellos aman saber que mamá también fue niña y estuvo en sus zapatos.

Cuidándote a ti, cuidas mejor de los demás:

Después de ser madre, hacer esto parece ser misión imposible en los primeros meses de vida del bebé, pero una vez pasa ese período, busca momentos para ti, haciendo aquello que te hace feliz más allá de ser madre. Algunas ideas: leer, bañarte escuchando tus canciones favoritas, meditar, hacer ejercicios, hablar con tus amigas, darle forma a un proyecto, a un sueño y claro visitar a tu doctor para chequeos preventivos y mantener tu salud física y emocional.

Recibe consejos y aplica lo que a ti te funcione:

Es mucha la información que recibimos a diario sobre crianza y cómo ser la mejor madre del mundo; recíbelos, analízalos, prueba y verifica si en tu realidad funciona, sobre todo escucha tu corazón, escucha lo que sientes en las interacciones que tengas con tus hijos y no caigas en la trampa de reaccionar porque otras madres te estén mirando o te motiven a hacer algo con lo cual tú no te sientes cómoda y solo lo harías para que no piensen mal de ti.

Nadie conoce más a tu hijo que tú.

Para ser la madre que tus hijos necesitan, descubre la grandeza que hay en tus hijos y con eso estarás descubriendo tu propia grandeza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *