Cáncer Infantil: Se necesita una ‘dosis’ de buen manejo para tratarlo

CMD pide a la UASD incluir la materia de Derecho Médico en la carrera de medicina
May 7, 2019
Salud Dominicana será reconocida con el premio Empresa Centroamericana del año, junto E. León Jimenez
May 7, 2019
Show all

Hasta hace unas décadas la radioterapia convencional para adultos no estaba indicada en edad pediátrica, es decir, menor de tres años. Esto debido a que su aplicación podía afectar los tejidos aún en crecimiento. Sin embargo, con los avances de la ciencia este concepto ha cambiado, ya que en la actualidad se ha convertido en el tratamiento de elección para algunos tipos de tumores infantiles, como son aquellos localizados en el Sistema Nervioso Central.

El tratamiento de radioterapia en niños y adolescentes es diferente al que se aplica al adulto. Esto se debe entre otras cosas, a que en los pacientes pediátricos, las células se encuentran en constante crecimiento y desarrollo, según afirma Tomanna Peña Moya, radioncóloga del Servicio de Pediatría del Instituto de Oncología Dr. Heriberto Pieter, quien además apunta que las técnicas avanzadas en pediatría para la aplicación del tratamiento llegaron luego de comprobar su efectividad en los adultos.  

Peña explica que la dosis de radiación suministrada a los niños es más baja en muchos casos en relación a la de los adultos. Asimismo, la especialista asegura que, los efectos secundarios son más rápidos y pueden durar más en el tiempo, a diferencia del adulto, que mejora a veces semanas o meses luego de concluir  la radioterapia. 

Uno de los efectos secundarios que más preocupa al radioncólogo es el retraso en el crecimiento óseo, ya que zonas como cabeza y cuello, así como extremidades superiores e inferiores pueden presentar deformidad. Por otro lado, la parte cognitiva puede verse afectada, debido a que puede presentar dificultad en la concentración y en el aprendizaje. Esto tiene mucho que ver con los tumores del Sistema Nervioso Central, uno de los más tratados. De igual manera el niño presenta síntomas como cansancio y fatiga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *